Cantiga 278

Viñeta 2

Anterior | Menú Cantiga 278 | Siguiente
La mujer reza a Santiago para que le devuelva la vista

 

 

Habiendo alcanzado la ciudad del apóstol, volvía a su tierra, todavía ciega.

*   *   *