Cantiga 74

Viñeta 1

Menú Cantiga 74 | Siguiente
El pintor pinta a la Virgen hermosa y al demonio, feo

Esta es cómo Santa María salvó al pintor que el demonio quería mata, porque lo pintaba feo.

A quien quiere defender a Santa María no puede el demonio hacerle ningún mal.

Y de esto un milagro quiero contaros, de cómo Santa María quiso guardar a un pintor suyo, que intentaba pintarla a Ella muy hermosa, con todas sus fuerzas. Y siempre pintaba al demonio más feo que nada, y el demonio, por eso, le dijo:

-¿Por qué me desdeñas o por qué me haces aparecer tan mal a cuantos me ven?

*   *   *