Cantiga 7

Viñeta 3

Anterior | Menú Cantiga 7 | Siguiente

...y cuando la mandó llamar, ella vino muy alegre y risueña.

El obispo dijo así:

-"Dueña, por cuanto he sabido, muy mal negocio habéis hecho, y he venido aquí por esto, para que ante mí hagáis enmienda."

 

 

*   *   *