Cantiga 64

Viñeta 6

Anterior | Menú Cantiga 64

A la vuelta de la guerra, el marido consigue descalzar a su mujer

 

Y, después, a los pocos días, retornó el marido de ella, y tan hermosa la vió, que luego deseó gozarla; pero ella no se lo consintió hasta que le hubo contado todo lo que había sucedido.

Y el caballero le dijo:

-Dueña, esto me place y sobre esto nunca habrá más que paz entre nosotros, porque sé que os guardó Santa María, en quien se halla todo bien.

Y fue a sacarle el zapato.

*   *   *