Cantiga 64

Viñeta 4

Anterior | Menú Cantiga 64 | Siguiente

Por medio de una alcahueta el enamorado habla a la mujer

Y con sus amores, a poco lo enloquece, y para ello se lo encomendó a una alcahueta que se lo hiciese fácil, y tanto le prometió que, por fuerza, hizo que fuese a hablar con ella. Y dijo así:

-Id a hablar con mi señora y decidle que me muero por su amor; y, aunque veáis que esto le sea ingrato, no dejéis vos de apremiarla mucho.

La mujer respondió:

-Esto haré de buena gana, y tened por seguro que cuanto pudiere lucharé por ello; dadme vos vuestros dones y yo se los daré a ella y quizás con esto pueda engañarla. Dijo el caballero:

-Esto haré de buena gana.

Luego le dio unos zapatos de buen cordobán; pero la dueña la trató peor que a un perro y dijo que por nada quisiera cogérselos.

*   *   *