Cantiga 64

Viñeta 2

Anterior | Menú Cantiga 64 | Siguiente

El infanzón recibe una carta con la obligación de ir a la guerra

Aquel noble infanzón por mucho tiempo con ella vivió: pero después tuvo que irse de allí porque le llegó una carta de su señor, diciéndole que había guerra y que fuese en su ayuda.

Antes de irse, la mujer le dijo así:

-Señor, pues os tenéis que ir, antes de hacerlo encomendadme a alguien -si este es vuestro placer- que me guarde y me sepa aconsejar

El infanzón le respondió entonces así:

-Mucho me place esto que ahora os oigo, pero mañana iremos a la iglesia y entonces os diré a quién he de dejar para que os cuide.

*   *   *