Cantiga 58

Viñeta 5

Anterior | Menú Cantiga 58 | Siguiente
La monja promete no volver a pecar

 

Cuando estuvo fuera, le dijo así:

-Desde hoy no te apartes de mí ni de mi Hijo, y si no, aquí te volveré, y no habrá remedio.

 

*   *   *