Cantiga 42

Viñeta 4

Anterior | Menú Cantiga 42 | Siguiente
Banquete de boda

Y de la Virgen Gloriosa nunca después se acordó, antes hubo otra vez de enamorarse de la amiga primera y, por complacer a los padres, luego casó con ella y dejó el goce del otro mundo por el terrenal.

 

*   *   *