Cantiga 42

Viñeta 2

Anterior | Menú Cantiga 42 | Siguiente
Juego de pelota

En aquella plaza había un prado muy verde, en que las gentes de aquella tierra iban a tener su solaz, y jugaban a la pelota, que es juego que place a muchos hombres mancebos más que cualquier otro juego.

Sobre esto, en cierta ocasión llegó para jugar a la pelota un gran tropel de mancebos, y un doncel que andaba enamorado tenía el anillo que su amiga le diera, porque era su allegado.

 

*   *   *