Cantiga 42

Viñeta 1

Menú Cantiga 42 | Siguiente

 

Albañiles trabajando/Imagen en la puerta de iglesia

Esta es cómo el clerizonte metió el anillo en el dedo de la imagen de Santa María, y la imagen encogió el dedo con él.

La virgen muy gloriosa, espiritual reina, es celosa de los que ama, porque no quiere que obren mal.

De esto os diré un milagro hermoso, en que hallaréis placer, lo hizo la Virgen, Madre de Nuestro Señor, y por él libró de gran fallo a un muy falso amador que, a menudo, cambiaba sus amores de uno en otro.

Fue en tierra de Alemania, donde querían unas gentes renovar su iglesia y, por ello, sacaron afuera la imagen en majestad que estaba en el altar, y la pusieron en la puerta de la plaza, bajo el pórtico.

*   *   *