Cantiga 32

Viñeta 5

Anterior | Menú Cantiga 32 | Siguiente
El obispo devuelve al clérigo su parroquia

 

El obispo se levantó muy de madrugada y dio al capellán su ración doblada.

 

 

*   *   *