Cantiga 2

Viñeta 1

Menú Cantiga 2 | Siguiente

Esta es de cómo Santa María se le apareció a San Ildefonso en Toledo, y le dio un alba que trajo del Paraíso para que dijese misa con ella.

Varones, mucho debemos loar a Santa María, que otorga sus gracias y sus dones a quien confía en ella.

A un prelado suyo, que fue primado de España y era llamado Ildefonso, además de sus buenas dotes, le dio una vestidura que trajo del Paraíso, bien hecha, a su medida, porque él había puesto todo su entendimeinto en loarla noche y día.