Cantiga 181

Viñeta 6

Anterior | Menú Cantiga 181
El ejército moro huye aterrado

 

 

Y pasaron el Morabe, que antes habían atravesado, y, además, habían perdido cuanto allí trajeron; tan gran miedo de la insignia y de las cruces cogieron, que , huyendo, ninguno mantenía las riendas (de sus cabalgaduras).

Y así ayudó María a sus amigos, aunque eran de otra ley, a quebrantar a sus enemigos, y, aunque eran muchos, no los apreciaron ni en dos higos, y así fue su merced, muy conocida de todos.

 

*   *   *