Cantiga 124

Viñeta 4

Anterior | Menú Cantiga 124 | Siguiente
Accediendo a su petición, le permiten confesarse

 

Y cuando se hizo esto, dijo:

-Amigo, siempre quise servir a Santa María, la que nunca faltará ni falta a los que la sirven.

*   *   *