Cantiga 10

Viñeta 4

Anterior | Menú Cantiga 10 | Siguiente

 

Debemos amarla mucho y servirla, porque pugna por guardarnos de errar y de los yerros que, como pecadores, cometemos hace que nos arrepintamos.