Cantiga 10

Viñeta 3

Anterior | Menú Cantiga 10 | Siguiente

 

Tal Señora debe el hombre amar, porque de todo mal puede guardarlo, y puede perdonarle los pecados que hace en el mundo por apetitos malos.