Cantiga 63

Viñeta 6

Anterior | Menú Cantiga 63 |

 

El caballero da gracias a la Virgen

Dijo esto el conde, y luego más de tres le dijeron estas mismas razones, y él de todos tomó tal vergüenza, que, con ella se creyó perdido. Pero después que vio sus armas y reconoció que estaban melladas, luego reconoció que había sido un milagro, porque bien entendió que de otro modo no podía ser. Y, después que lo hubo comprendido, estuvo bien seguro de que Santa María no quiso dejarlo caer en vergüenza, y fue a entregarle maravedíes y otras ofrendas.

 

*   *   *