Cantiga 63

Viñeta 3

Anterior | Menú Cantiga 63 | Siguiente
Mientras el caballero está en la iglesia, las huestes del conde luchan contra Almanzor

 

Después que estuvo en la iglesia, se arrepintió mucho de sus pecados y oyó la misa de Santa María, sin que nada faltase, y otras dos que luego se dijeron, que eran también de la Reina espiritual. Pero un escudero suyo lo trajo a mal traer diciéndole:

-Quien en tal lid como esta deja de salir, nunca debe volver a aparecer .

 

*   *   *