Cantiga 63

Viñeta 2

Anterior | Menú Cantiga 63 | Siguiente

 

El clérigo es interrogado por el obispo

Este conde fue señor de Castilla y tuvo gran guerra con el rey Almanzor, que vino a cercar, todo en derredor, a San Esteban, creyendo poder tomarlo. Pero el conde se defendía muy bien, porque era valeroso y de buen juicio; por ello no cedía un palmo de lo suyo sino que iba a acometerlos muy reciamente. Pues el caballero de que os hablaba hizo tanto en armas, a lo que sé, que no hubo lid ni muy buen torneo en que no se hiciese tener por bueno. Y le sucedió un día que quiso salir con el conde en la hueste para ir a enfrentarse con los moros; quiso antes, sin embargo, oír misa, como cada día solía hacerlo.

 

*   *   *